EL HOMBRE INVISIBLE.2020.

Alejado del libro de H.G.Wells de mismo título, esta reversión del conocido personaje literario y fílmico pone sobre la mesa una de las lacras más pesadas de nuestra sociedad: la violencia machista.

Empecemos por el clásico. El hombre invisible nos habla de un científico, Griffin, que ha logrado hacerse invisible en uno de sus experimentos y no puede dar marcha atrás. Usa este poder para robar, agredir y someter a todo aquel que puede a sus deseos. Wells nos habla de como el poder lo lleva a la locura.

Volvamos a 2020. Tras varias versiones fílmicas Leigh Whanne decide, por primera vez, contarnos esta historia desde el punto de vista de una víctima.

Cecilia escapa de su marido, genio de la ciencia óptica, manipulador y maltratador. Él decide suicidarse y a partir de ese momento sucesos extraños ocurrirán en el entorno de Cecilia mientras ella, asegura convencida, que él no esta muerto.

Parte del juego de esta película es que sepamos de antemano que hay un hombre invisible. Eso hace que inconscientemente busquemos señales y entremos en tensión desde el minuto uno de la película. Si bien no tiene los textos más brillantes si que tiene un muy buen tempo que ayuda al desarrollo de la historia.

Ya desde el primer minuto quedan claras las intenciones de esta película que es poner sobre la mesa que la violencia machista no es un síntoma anclado en clases bajas o incultas: puede ocurrir en cualquier ámbito y nadie esta indemne de ser víctima o verdugo de la misma.

Destacamos la increíble interpretación de Elisabeth Moss que no deja indiferente y que, como en la serie “El cuento de la criada”, deja claro que es una actriz que no hace proyectos vacuos.

Los diez primeros minutos de esta película son espectaculares: sin decir una sola palabra se nos pone claramente en antecedentes de la situación que vive Cecilia. El recorrido de cámara y la interpretación de Moss destilan toda esa tensión que no dejaremos de sentir en ningún momento durante la película. Solo por esto ya merece ser un film a visitar.

Deja una respuesta