THE CLEANSING HOUR. 2019.

El terror siempre se ha adaptado bien a los tiempos y a las tecnologías. Muchos ejemplos dan fe de CÓMO los autores encuentran en el mass media y las redes sociales maneras de hacérnoslo pasar mal,y esta película es uno de ellos.

Seamos honestos, ¿hay algo de lo que no exista un canal en Youtube? Pocas cosas se escapan. Cocina, vida cotidiana, juegos, bricolaje, etc… Por eso la premisa de esta película es tan buena. Porque un canal de exorcismos en directo no sería nada raro.

Drew y Max tienen este curioso canal donde todas las semanas muestran al público un exorcismo en directo, siempre con final feliz claro, tienen miles de seguidores, etc… pero todo es mentira. Los exorcismos son un montaje. Hasta que un día…. la actriz protagonista es poseída de verdad. Nunca un demonio tuvo tanto público.

Esta película bebe de clásicos como “El exorcista” y no vemos nada nuevo en realidad: hasta series como «Black Mirror» ( con mejor fortuna) han hablado de esa tendencia al voyeurismo pasivo de la sociedad en la que vivimos. Da igual que lo que pase en pantalla sea violento al extremo o de dudosa moral: nosotros seguimos mirando.

Los efectos especiales están bien y no hay gore innecesario. Hay sustos y cierta mala leche.Interesante, eso si, el giro de tuerca del final. Y una muy buena actuación por parte de los actores que es de agradecer en este tipo de films.

Pudimos ver este film en la “Muestra Syfy” del pasado Marzo, un estupendo lugar donde disfrutar este tipo de películas que animan al comentario y al aplauso. Es decir: es buena opción para ver con colegas y cervezas una noche cualquiera.

Deja una respuesta