BEASTARS.

Bajo una trama de suspense se esconde una de las historias de amor más clásicas de la literatura: la bella y la bestia representada por animales antropoides que luchan contra sus instintos y debilidades.

Basado en el manga creado por Paru Itagaki, este anime esta producido por Orange y podemos verlo en el gigante Netflix.

La Academia Cherryton hace de reflejo de una sociedad compartida entre herbívoros y carnívoros en aparente cordialidad. Pero los instintos marcan un delicado equilibrio de sospechas y envidias. El asesinato de una estudiante herbívoro dentro de los muros de la academia romperá esa cordialidad ficticia y nos ayudara a ver los anhelos y debilidades de los diferentes estudiantes de esta ejemplar academia.

Pero la verdadera historia que alimenta esta trama es la de Legoshi, un gran lobo gris, y Haru, una conejo enana blanca. El amor entre diferentes especies ya se nos muestra como un tabú, que sea entre un herbívoro y un carnívoro es algo sin precedentes.

El miedo de ambos, diferente para cada uno, da motor a esta historia para mostrarnos como las elecciones personales siempre son marcadas por una fuerza de carácter que se trabaja día a día. Si bien los instintos están ahí, todo se puede modular para que sean veraces con nuestros ideales morales.

Lo más interesante de esta serie es lo bien construidos que están los personajes. Son complicados, evolucionan, y son un reflejo donde podemos mirarnos . Esta es una sociedad con la que podemos sentirnos identificados.

Esperamos la segunda temporada ya confirmada con muchas ganas. Os recomendamos esta serie que engancha rápido y que tiene mucho que ofrecer. No os perdáis  el maravilloso stop motion de la intro, “cute” a más no poder.

Deja una respuesta