VELOCIPASTOR: CURAS, NINJAS Y DINOSAURIOS.

Dentro del conocido festival CutreCon, con nueve ediciones ya, pudimos deleitarnos con esta pelicula que lleva camino de convertirse en uno de lo nuevos hitos de este segmento tan peculiar del cine.

La sala estaba a reventar, no sobraba ni una entrada y todos esperabamos con impaciencia lo que nos depararía esta película que ya antes de su estreno había dado tanto que hablar. Los aplausos, comentarios y risas no tardaron en llegar y duraron toda la sesión.

El pastor Doug Jones viaja a China para curarse de una crisis de fe y es infectado por una suerte de garra ancestral de dinosaurio. Cuando regresa a su ciudad natal descubre de es capaz de transformarse en un velociraptor cuando se enfada y así comienza su doble vida como ajusticiador  dinosaurio y cura.

Dirigida y escrita por Brendan Steere este film tiene un ritmo trepidante y muchos guiños a las clásicas películas grindhouse .

El Grindhouse es un género que denomina a las películas de explotación con temas que tocan la violencia, el terror, el sexo, etc… todo aderezado con temas bizarros e ilógicos. El presupuesto, por supuesto, es casi inexistente. La calidad estética es baja y eso es un factor que muchos creadores usan exageradamente para dar personalidad a las películas.

Y ese es uno de los grandes aciertos de esta obra y es que no esconde en ningún momento la falta de presupuesto y las malas actuaciones, las enfatiza y así crea una obra con muchas personalidad y un guión más elaborado de lo que parece.

 

El montaje de la cinta es estupendo, la música es genial y no hay momentos bajos.

No es una película para ver solo: este film requiere muchos colegas en tu salón, comentar en el momento y aplaudir las grandes ocurrencias del director. Un momentazo que todos recordareis.

Deja una respuesta