LA SEMILLA DEL DIABLO.1968

Primer film del controvertido Polanski en Hollywood, sigue siendo una de las grandes obras del género de terror. Analizamos que la convierte en una de las reinas del género y porque debe ser de visionado obligatorio.

Basada en la obra literaria “Rosemary´s baby” de Ira Levin esta obra no ha envejecido ni un ápice. Cuenta con un remake realizado en 2014: una miniserie de cuatro capítulos que paso sin pena ni gloria y mucho se habla de su influencia en la controvertida «Madre!» de Aronofsky.

Una joven pareja, los Woodhouse, se instalan en un lujoso apartamento, al edificio le pesa el calificativo de embrujado. Con unos raros vecinos que los visitan hasta rayar el acoso, el pronto embarazo de Rosemary y la extraña actitud de su marido la historia se desarrolla en un ambiente de alerta, ambigüedad y claustrofobia.

Las circunstancias persiguen a la protagonista que parece solo poder dejarse llevar por ellas. Rosemary encarna el arquetipo de esposa complaciente y sumisa muy arraigado en al época: sus objetivos vitales son tener hijos y ser la esposa perfecta.

¿Pero que pasa cuando lo sobrenatural se interpone? Eso es lo que intenta desentrañar esta historia.

La música es uno de los grandes logros de esta película, firmada por el compositor Krzysztof Komeda, deambula entre el desasosiego y la letanía. Destacamos la especie de nana con la que empieza la película que parece más un llanto agotado.

Por supuesto, el rodaje fue un infierno: un director psicoticamente exigente, amenazas al productor por atraer al Diablo con su película, etc..

Aún así la película fue un éxito absoluto de critica y publico y se convirtió casi inmediatamente en un film de culto.

A partir de aquí empieza la leyenda negra de esta película: muchos de los trabajaron en ella se han enfrentado a grandes tragedias o muertes en extrañas circunstancias.

Desde el compositor que murió después de caer por un barranco (esta fue su ultima banda sonora), hasta el archiconocido asesinato de la mujer e hijos nonatos de Polanski de mano de la secta de Manson, esta película acabo considerándose maldita como tantas otras del género.

Película obligatoria.

Deja una respuesta