NACIÓN SALVAJE.

¿Qué habría pasado si las brujas de Salem se hubieran defendido?. Conocemos millones de historias donde las mujeres son acusadas y asesinadas por la incultura y falsedad de la sociedad en la que vivimos pero, por fin, esta no es una de esas historias.

La 16 Muestra SyFy nos dio la oportunidad de ver esta obra de arte antes de su llegada a cines y con gran expectación no decepciono. Dirigida por Sam Levinson estamos ante la que creo será una de las películas del año como poco porque le auguro un puesto casi seguro como película de culto en breve.

Y es que esta historia tiene tantos puntos fuertes que es difícil quedarse con uno solo.

 

Levinson escribió el guión inspirado en su reciente paternidad,se pregunto en que clase de sociedad iba a crecer su hija y puso el foco en el lugar que ocupa la mujer en esta sociedad en “aparente” cambio. Es cierto que de puertas para afuera todo el mundo es muy “feminista” y los gobiernos intentan que parezca que cada vez se nos tiene más en cuenta……la realidad es bien distinta y todos somos conscientes de ello.

El film habla de la sociedad como un grupo de animales que se deja guiar por la voz en off del gran dios: las redes sociales. Marcan las tendencias, dicen qué o quien es bueno o malo y son altavoces donde todo el mundo sostiene que su verdad es la adecuada. Y cuando todo estalla nadie se para a pensar, solo se dejan guiar por el que grita más fuerte.

Conocemos aquí una nueva generación: chicas criadas en las redes sociales  conscientes de su objetualización, del machismo y que exigen libertad sexual, respecto e imparcialidad y que ya no conciben la sumisión de esta sociedad del postureo. Son chicas que pueden y quieren ser presidentas del gobierno o Khaleesi.

Después de unas filtraciones de contenido intimo a redes publicas de algunas personalidades de Salem, los ciudadanos (como no) ponen el foco en estas chicas y la masa hace aquello que mejor sabe hacer: juzgar y sentenciar .

El montaje de esta película es rápido y aún así estético, cuidado. El uso simbólico del color rojo es evidente: aparece muchísimo, a veces nos recuerda al “Suspiria» de Argento dando atmósfera y otras aparece evidenciado en las gabardinas rojas que llevan las chicas y que señalan indirectamente a los ropajes de “El cuento de la criada”. Las actrices son todas impresionantes y Levinson les ha sacado el mayor partido posible.

Podríamos seguir hablando durante horas de este film pero es mejor que lo veáis y lo disfrutéis. Ojalá más directores fueran capaces de hacer un análisis tan certero sobre la sociedad en la que vivimos como lo hace Levinson. Desde luego estaremos atentos a sus próximos trabajos.

Deja un comentario