El recomendado del mes: Payday 2

¡Bienvenidos a mi entrada de mayo! Después de un tiempo tan duro como una travesía por el desierto, es mi hora de celebrar el final de los exámenes. ¿Que cómo lo haré? Sencillo… Jugando a un juegazo del que os voy a hablar hoy mismo 🙂

Payday 2, desarrollado por OVERKILL, es la secuela de Payday: The Heist. Por ponerlo de manera muy simple, es un simulador de ladrón. Sí: éste es uno de los pocos juegos en los que tenemos el honor de ser los malos y disfrutar con ello. ¿Suena apetecible? ¡Adelante!

payday2-logo

En Payday 2 nos ponemos en la piel de los miembros de la Payday Gang, una banda de ladrones temida por todo el país por sus increíbles habilidades para desvalijar, librar batallas campales y sobrevivir a todo tipo de asedios y emboscadas. Inconfundibles or sus máscaras de payasos, los miembros de la Payday Gang siembran el caos en Washington D.C… y también se cubren las espaldas entre ellos.

El juego está organizado en golpes (una suerte de misiones) que se pueden realizar en cualquier orden y de casi cualquier manera. En cada golpe, tendremos unos objetivos establecidos que deberemos cumplir, desde desvalijar la caja fuerte de un banco hasta irrumpir en una oficina del FBI y destruir pruebas contra la banda. Para darle un poco de picante, hay hasta seis niveles de dificultad, que añaden más elementos de desafío al juego y, por supuesto, más recompensa. Simplemente elegimos la dificultad que más nos guste y nos lanzamos a la mala vida.

2015-04-13_00009

La sofisticada red Crime.net nos permite dar un golpe… de clic para lanzarnos a la acción.

En cada partida podremos contar con hasta tres compañeros en línea, con los que deberemos cooperar (¡que no competir!) para llegar al éxito en cada golpe. Antes de empezar, nos podemos poner de acuerdo y preparar el plan maestro, ya que podemos intentar ser silenciosos o ir con todo y poner el pecho frente al SWAT, el FBI, tropas de élite… Al gusto de cada cual. Si me preguntan, yo prefiero ser escurridizo 😉

Dada esta dicotomía, tenemos dos facetas del juego muy diferentes pero que funcionan de manera independiente, y que no siempre pueden usarse en según que golpes: el sigilo y el combate. En la primera, nuestro objetivo es eludir la seguridad en forma de cámaras, guardias e incluso civiles que haya en la zona mientras avanzamos en la lista de objetivos. Para ello, podemos ir desprotegidos, con armas ligeras y con el máximo cuidado posible, aprovechando todos los elementos que el mapa nos ofrece a fin de permanecer ocultos y evitar alarmas indeseadas. En la segunda, sin embargo, podemos armarnos como verdaderos tanques humanos y enfrentarnos a ingentes oleadas de enemigos de todo tipo que intentarán sabotear nuestra jugada y llevarnos a la cárcel. Sea como fuere, el equipo tiene que mantenerse en comunicación y asumir distintos roles para garantizar el éxito de la partida, cosa que, en mi experiencia, algunos encuentran demasiado difícil.

payday2shadow

Que no te pillen…

El elemento shooter, por tanto, está más que presente en este juego: tenemos un arsenal de armas nada desdeñable entre el que elegir para enfrentarnos a las fuerzas del orden, cada una con sus propias características y su manejo dentro de la partida. A pesar de no ser un shooter puro, Payday 2 pone mucho cuidado en este aspecto de la jugabilidad, y eso se nota a la hora de manejar las armas y ver diferencias en el retroceso, el sonido, los impactos de bala y los tiempos de recarga, por nombrar algunas.

En cuanto a los elementos de sigilo, que ya hemos comentado por encima, tenemos que nombrar uno por encima del resto: la detección. Este índice nos va a hacer más o menos visibles para los guardias y las cámaras, con todo el sentido del mundo: no es lo mismo ir «de paisano» que ir blindado hasta los dientes y con un subfusil en la mano. Si queremos pasar desapercibidos, lo tendremos que hacer como si de la vida misma se tratara. Además, aunque el juego nos permite «deslices» en forma de asesinatos de guardias, no podremos borrar del mapa a más de 4, ya que debemos responder a sus walkies y el operario de los mismos es bastante más avispado que sus compañeros.

payday-2

…o píllalos tú a ellos.

En suma, lo que tenemos es un juego completísimo, que nos permite disfrutar de la vida del ladrón de las dos maneras más conocidas, y que incluye elementos de shooter para descargar adrenalina a la vez que elementos de corte Splinter Cell para los amantes de la estrategia y de los nervios de acero. Pero lo mejor de todo esto es que… ¡Es una ganga! Por apenas 10€ en Steam (20 si quieres la completísima Ultimate Edition) podemos tener al alcance de la mano un juego fresco (que no nuevo, porque tiene algunos años ya), desafiante y que no deja indiferente a nadie. Vivid la vida del maleante de la mano de Payday 2 y contadnos qué se siente al pasaros al lado oscuro 😉

Deja un comentario