Hoy igual que ayer, pero nunca igual

«Se oye una canción, que hace suspirar y habla al corazón de una sensación grande como el mar. Algo entre los dos cambia sin querer, nace una ilusión, tiemblan de emoción, Bella y Bestia son»

Cuando en 1991 se estreno “La Bella y la Bestia”, conquisto a grandes y pequeños con su singular historia y sus grandes canciones. Canciones que sabias inmediatamente se quedarían contigo para el resto de tu vida, convirtiéndola en uno de los clásicos animados más queridos de Disney. Bill Condon tenia entonces una tarea difícil en sus manos, traer a la «vida» a los míticos personajes de esta historia.

Esta adaptación en imagen real de La Bella y la Bestia utiliza la misma formula, con ello la historia y el desarrollo de los acontecimientos en algunos momentos llega a ser prácticamente igual a la original. Es aquí donde se echa de menos la magia que aporta la animación, con el clásico animado entiendes que estas viendo una fabula, un cuento, y sin embargo lo vives, te lo crees. Crees en una historia de amor sin prejuicios, sin barreras superficiales y es ¡tan bonita!. Aquí por el contrario el guion no funciona de la misma forma, haciendo muchas veces que parezca poco verosímil el comportamiento de los personajes así como el desarrollo de la trama.

El cast cumple muy bien, Emma Watson hace un trabajo correcto como Bella, es encantadora, firme, inteligente y muy hermosa. Sin embargo, si hay un personaje característico del cuento de Disney, es el antagonista, el mismísimo Gastón. Estamos ante un enemigo diferente; no es un dragón, ni un ogro, ni una madrastra, ni siquiera tiene poderes. Es un hombre presuntuoso, egoísta, egocéntrico y engreído; y Luke Evans ha sabido plasmarlo a la perfección, quitandole el protagonismo a la mismísima Bestia (Dan Stevens) en la escenas compartidas y en el recuerdo. En esta versión los extras tienen más protagonismo, con historias y relaciones que van más allá de dar el toque cómico, lo cual se agradece porque intenta aportar algo nuevo a la película, pero no llega a ser trascendental para la historia.

Aunque siempre nos quedará la versión original. Disney nos invito al cine para que volviésemos a soñar, a creer, y en algunos momentos lo consigue y vuelves con nostalgia a esa niñez añorada, donde no puedes parar de cantar con cada una de las canciones.

«Hoy igual que ayer, pero nunca igual. Siempre al arriesgar puedes acertar, tu elección final. Debes aprender, dice la canción, que antes de juzgar tienes que llegar hasta el corazón»

Ficha técnica

Título original: Beauty and the Beast

Año: 2017

Duración: 123 min.

País: Estados Unidos Estados Unidos

Director: Bill Condon

Guion: Stephen Chbosky, Evan Spiliotopoulos (Novela: Jeanne-Marie Leprince de Beaumont)

Música: Alan Menken

Fotografía: Tobias A. Schliessler

Reparto: Emma Watson, Dan Stevens, Luke Evans, Kevin Kline, Josh Gad, Emma Thompson, Ewan McGregor, Ian McKellen, Audra McDonald,Gugu Mbatha-Raw, Stanley Tucci, Hattie Morahan, Adrian Schiller, Chris Andrew Mellon.

Productora: Walt Disney Pictures / Mandeville Films

Deja un comentario